Nuestra sociedad, afortunadamente, es cada vez más generosa y solidaria en materia de donaciones y trasplantes de órganos. Así lo reflejan los datos presentados la semana pasada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía sobre la cifra de trasplantes de órganos realizados en la comunidad en 2017, que ascendieron a 919, un 13% más que los 814 del año anterior. El dato, además, supone que la región haya batido su propio récord por cuarto año consecutivo. La mayor parte de los trasplantes fueron de riñón (603) y de hígado (223). Todo ello ha sido posible gracias a las 413 donaciones realizadas, 18 más que en 2016 (un 4,5% más). La edad media de los andaluces que donaron se situó en 60,2 años.
La solidaridad también sigue creciendo en Extremadura. La región cerró el año 2017 con un total de 50 donantes de órganos, lo que supone una tasa de 46,7 donantes por millón de habitantes. Son cinco donantes más que en el 2016 (un 10% más), situandola en la media nacional.
Y en España, se han conseguido en 2017 los mejores datos de la historia con 46,9 donantes por millón de población (2.183 en total) y 5.259 trasplantes, manteniendo el liderazgo mundial.
Estos estupendos datos, son fruto del incansable trabajo de sanitarios, diferentes colectivos e instituciones, medios de comunicación, etc., que con el paso de los años han apostado por apoyar y fomentar las donaciones con una información clara, real y cercana, cambiado la actitud de la sociedad en general, lo que ha permitido que el consentimiento de los andaluces a donar los órganos de un familiar se sitúe a día de hoy en un 89%, el dato más alto alcanzado hasta la fecha.
En Cope Sierra Norte hemos entrevistado al Dr. José Perez Bernal, que durante muchos años ha sido coordinador sectorial de trasplantes y médico de la UCI del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Aunque Perez Bernal se ha jubilado recientemente, sigue fomentando con gran actividad las donaciones de órganos con conferencias y participando en todo lo que pueda colaborar. Sin duda ha sido uno de los responsables de esta evolución, por su trabajo, profesionalidad y humanidad, de la que a muchos nos ha contagiado. A mi amigo Pepe no le gusta hablar de record ni ranking, él prefiere referirse al momento hablando de “solidaridad y vida”