Los alcaldes de los pueblos del área de influencia del Centro de Almacenamiento de Residuos Nucleares de Baja y Media Actividad “El Cabril” (Hornachuelos, Fuente Obejuna, Alanís y Las Navas de la Concepción), están preocupados por los rumores que les están llegando de una posible entrada de uranio en las instalaciones de Sierra Albarrana. Una entrada que ya se habría producido, según ha publicado la prensa y que ha expuesto el grupo Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados. Los ediles están intranquilos por esta posibilidad y por lo que definen de falta de transparencia y comunicación de datos operativos por parte de ENRESA, sobre todo en los últimos meses; a lo que también habría que sumar el enfado por la desaparición de la Fundación ENRESA y la disconformidad con la compensación económica recibida por proximidad a una instalación de este tipo. Compensación que ha menguando con el paso de los años, quedando, en el caso de Alanís, reducida a la mínima expresión. Los cuatro alcaldes se reúnen esta semana, como primer paso en esta nueva situación, tal y como nos ha contado en Cope Sierra Norte el alcalde de las Navas de la Concepción, Andres Barrera.